La nueva capital gastronómica de España

Vendimia la Alpujarra

El mar, los frutos de la tierra y una tradición basada en la dieta mediterránea colocan a Almería en el primer plano gastronómico del país

España tiene una nueva capital gastronómica: Almería tomó el relevo que le dejó León y durante un año exhibirá al país los valores de su cocina, basada en el diálogo del mar y la montaña (Alpujarra), influida por la tradición de los huertos y la herencia árabe, y con interesantes toques de vanguardia para descubrir.

La gastronomía de Almería no se puede restringir estrictamente al trazado de su ciudad. Se trata de conocer los platos típicos de los alrededores, y si hay tiempo, de toda esta provincia mediterránea.

Su abundante producción de frutas y hortalizas, como del exquisito tomate, se combina con la merecida fama de los vinos de altura de La Alpujarra.

Los soplillos, las migas y los gurullos son algunos de los platos tradicionales que son de degustación obligada en Almería

Precisamente en esta región se elabora un postre que proviene de cuando Almería era territorio de Al-Ándalus: los soplillos, un impacto de dulzura elaborado con harina, miel, almendras, huevos y aceite de oliva.

Video de la candidatura de Almería como capital gastronómica.

El plato alpujarreño es un catálogo de los mejores alimentos preparados en forma casera: morcilla, lomo de orza, longaniza, papas a lo pobre con huevos fritos y jamón serrano de La Alpujarra. Imperdible.

La tradición manda

Los gurullos son otros platillos tradicionales del sur andaluz. Se trata de una especie de pasta elaborada con harina de trigo, agua y azafrán, que se utilizan en diversos pucheros como reemplazo del arroz. Acompañado por conejo, liebre o caracoles, en la costa se lo puede encontrar combinado con pulpo o jibias.

La denominación de Capital Gastronómica llevará a que en Almería se organicen unas 400 actividades durante el año. Cada mes habrá un plato o ingrediente estrella para descubrir: por ejemplo en febrero será el tomate y el aceite de oliva extra virgen, en marzo la gamba roja y los platos marineros, en abril la cocina de cuaresma, en mayo la sandía con el melón y los gazpachos y en junio será el turno de descubrir la cocina de vanguardia. Para ir preparando los paladares.

Fuente: cerodosbe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *